La misma historia de siempre


Y es que en Liverpool parece que nada ha cambiado con respecto al año pasado. A ese año en el que, decepción tras decepción, no se pudo salvar la temporada ni en la Champións como se venía haciendo los últimos años,y donde la grada de Anfield ya se cansaba de que año si y año también la máxima meta del equipo fuese aspirar a una pobre cuarta plaza que le diese acceso a la Liga de Campeones.

Por esto, el club intentó cambiar la dinámica y con el fichaje del ex-Tottenham Robbie Keane y la marcha de Crouch, parecía que se iba a acabar el juego directo del año pasado cuando Carragher, Hyypia o Skrtel mandaban docenas de balones cada partido hacía el esparrago inglés y que tantas decepciones trajo a los reds, reyes del empate la temporada pasada.

Pues bien, ayer comenzo una nueva temporada para el Liverpool, con una nueva ocasión de dejar a los fantasmas atras, esos fantasmas que les persiguen desde el año 90 (el de la última Liga Inglesa conseguida por los de Anfield).

En la portería no cambiaba nada, Pepe Reina sigue siendo el encargado de defender el arco red, en la defensa Árbeloa tras quedarse fuera de la convocatoria de Vicente del Bosque, Hyypia un año más (y eso que parecía que no renovaría), como siempre Carragher y la primera novedad, Dossena. Lateral procedente de Udinese, fichado este verano y que se estrenaba en el campo del Sunderland como red.

En el medio Benitez optó por colocar una especie de doble pivote - rombo en el que debutaba el joven francés Plessis que era el encargado de destruír el juego de la dupla Malbranque - Diouf. En sus primero cuarenta y cinco minutos en la premier el chaval naufragó y se vió fuera del partido cada vez más, mientras Malbranque, Richardson y Diouf hacían lo que querían en los 3/4 de campo. Steven Gerrard era el otro pivote, como todos los años, el inglés volcado al ataque intentando aprovechar su fuerte y colocado disparo. Las bandas para Kuyt y Benayoun, otro error de Benitez, ya que ni el holandés ni el israelí tienen ninguna profundidad, quizá lo que le falta al Liverpool es un extremo puro, algo que solo es capaz de conseguir cuando esta Babel en el campo, que pese a no ser su posición ideal, es el único que crea peligro desde la banda.

Arriba la pareja Fernando Torres - Robbie Keane que tanta expectación creó cuando se cerró el fichaje del irlandés por el Liverpool. Una pareja que tampoco dió una, y pese a que se ve que hay buen rollo entre ellos al ver ciertas imagenes posteriores al partido, lo cierto es que Torres solo pudo brillar cuando Robbie fué sustituido. Esperemos que esto sea por el mal juego del Liverpool hoy y que en el futuro puedan formar esa pareja letal que tanto ansian desde hace años.

En la primera mitad se vieron todas las carencias de los reds, ya que sin Xabi Alonso el equipo perdió el poco toque del año pasado y sin profundidad en las bandas el control del juego lo llevaron los locales que con un peligrosísimo Diouf muy activo durante los primeros cuarenta y cinco minutos crearon mucho peligro a la portería de Reina. La primera ocasión para el senegalés fué a lo poco de empezar, una mala cesión de Hyypia hacía su portero que se queda entre Pinto y Valdemoro casi es aprovechada por Diouf, pero el ex del Bolton se durmió. Al filo de la media hora otro fallo defensivo de los red provocó que de nuevo Diouf, cabecease solo en el área para que Reina atrapase con dificultad en dos tiempos.


En la segunda mitad la entrada de Xabi Alonso fué vital en el partido, ya que el Liverpool consiguió tomar las riendas del encuentro y llevar peligro a la portería de Gordon. Como ocasiones a destacar un disparo de Benayoun que despejó el escocés, un tiro de Torres que tropezó en Robbie Keane a escasos centimetros de la linea de gol y varias faltas desaprovechadas por Gerrard al borde del área. Y así llegamos a la misma historía de siempre, escasos minutos para el final, buen pase de primeras de Xabi hacía Fernando que desde la frontal pega un zapatazo raso, pegado al palo y que le da los tres puntos al Liverpool.

Pero como no es la primera vez que sucede, ya nos conocemos esta historía, y no se puede vivir de la inspiración de un jugador en un momento determinado durante toda la temporada, más le vale al Liverpool espabilar, a no ser, que se queden otro año con la única esperanza de llegar lejos en la champions.

Artículo escrito por Carlos Gallego, alias Pichín.

8 cholos:

  Lau

17 de agosto de 2008, 16:17

Fernando Torres, todavia me acuerdo del escalofrio que me dio cuando oi que se iba de españa... Pero le ha ido mucho mejor, un crack.
EN fin :)
un saludo grandiisimo
y te agrego a mis links !
http://hala-real-madrid.blogspot.com/

  Atleti1903

17 de agosto de 2008, 16:54

Buenas,Torres ha crecido futbolisticamente mucho desde que se fué del Atlético,además el Atlético ha crecido después de que se fuera Torres,venga,saludos!
www.atleti1903.blogspot.com

  CELTIC PARK

17 de agosto de 2008, 20:08

Torres está ante el año de su consagración internacional. Es una enorme satisfacción verle triunfar en un equipo y liga tan grandes. Es un crack!

  Marcos

18 de agosto de 2008, 1:45

18 años que no ganan el titulo de liga el Liverpool?? Este año ya toca, Torres les tiene que llevar al título, un abrazo.

  atletica_4_ever

18 de agosto de 2008, 14:28

hola! la verdad es que torres ha hecho una gran temporada y esperemos que esta sea mucho mejor :)
respecto al Atletico,pues si, haber si les entran ganas de ganar a los de la cantera y ganamos el trofeo.
un beso

www.atleticadetarragona.blogspot.com

  Sergio Martin

18 de agosto de 2008, 14:46

hola amigo, me gusta tu blog, kieres que intercambiemos links??

espero tu respuesta, saludos desde www.la12.es

  Sergio Martin

18 de agosto de 2008, 15:02

ya t agregue a mi zona de links :)

un abrazo desde www.la12.es

  ulster scot

18 de agosto de 2008, 19:49

Joder, el pelmazo de Celtic Park ( el Valdano de la blogosfera) está en todos los sitios, qué coñazo.